Printer Friendly, PDF & Email
EGADO. En los 70, y en París, Corti escuchó hablar de la Fundación Lillo; ahora ponderó la calidad de la exposición y la riqueza del patrimonio.
imagen descripcion
EGADO. En los 70, y en París, Corti escuchó hablar de la Fundación Lillo; ahora ponderó la calidad de la exposición y la riqueza del patrimonio.
imagen credito
La gaceta / foto de Inés Quinteros Orio (archivo)

“Me llevo una impresión muy positiva porque el estado de los museos es espléndido, con muy buena conservación; el personal es muy competente y los guías son extraordinarios. Así que realmente nos vamos con la esperanza de que se constituyan asociaciones para poder cooperar con ellas” (Alfredo Corti).