Printer Friendly, PDF & Email
Presentación a partir del "hallazgo" en un jardín de infantes
imagen descripcion
Presentación a partir del "hallazgo" en un jardín de infantes
imagen credito
(2018) Fundación Miguel Lillo

Encontrar un mamboretá en el jardín fue el disparador que llevó a la directora de la Escuela de Nivel Inicial Delfín Jijena a acudir a la Fundación Miguel Lillo (FML) en busca de asesoramiento para transmitir a los niños conocimientos útiles y prácticos vinculados a las Ciencias Naturales. Así, cursó una invitación a los entomólogos de la FML que quisieran dar a una charla informativa sobre el mamboretá. Fueron la Dra. Adriana Chalup y la Lic. Alicia Yapur quienes compartieron tres horas de la mañana con los pequeños de las salitas de 4 y 5 años, brindándoles una charla con imágenes, canciones y material para colorear. 

(2018) Fundación Miguel Lillo

Conforme señalaron, se trabajó sobre el respeto hacia los seres vivos y sobre todo hacia aquellos tan pequeños como los insectos que tanto beneficio pueden traer a los ecosistemas como los jardines de las casas. "Fue una experiencia satisfactoria para volver a repetir. A partir de imágenes y preguntas, ellos descubrieron que se trata de un insecto que puede vivir en los jardines; se les explicó las partes que tiene, la importancia del mismo en el medio ambiente y lo benéfico que puede ser al alimentarse de insectos que hacen daño a las plantas. Además, cómo puede camuflarse y esperar a sus presas oculto entre las hojas y flores", detallaron Chalup y Yapur. 

 Los niños aprendieron jugando de la mano de las científicas de la FML. Fotos: FML.
 Los niños aprendieron jugando de la mano de las científicas de la FML. Fotos: (2018) Fundación Miguel Lillo.

Ambas especialistas remarcaron la importancia de acercar la ciencia a las instituciones educativas. "Es fundamental acercar a la comunidad parte de nuestro trabajo lilloano. No sólo a esta esuela, sino a diferentes establecimientos educativos. Educar es la clave: educar para conocer, y conocer para cuidar", concluyeron. 

(2018) Fundación Miguel Lillo