Parcelas de pequeños productores de Quinoa en Egipto
imagen descripcion
Parcelas de pequeños productores de Quinoa en Egipto
imagen credito
(2018) Juan González

El Dr. Juan Antonio González, director del instituto de Ecología del área de Botánica, fue convocado para brindar asistencia en Marruecos. Detalles de otro logro científico.

Un investigador de la Fundación Miguel Lillo (FML) fue convocado por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) para brindar asistencia técnica y promoción en el desarrollo de la quinoa como un cultivo alternativo para zonas áridas y semiáridas en el Reino de Marruecos.

La Directora General de Investigación de la FML, Lic. Marcela Hernández de Terán, explicó que el Dr. Juan Antonio González (Inst. de Ecología de la FML), quien será el representante de la institución en Marruecos, investiga la quinoa desde 1989. “Desde entonces hemos generado conocimiento sobre esta especie y así nos han reconocido en el mundo por las investigaciones que se desarrollan tanto en laboratorio como en campo”, explicó.

Por su parte, el Director Ejecutivo de la institución, Ing. Pablo D´Agnillo, expresó que “se trata de un reconocimiento muy fuerte a la FML. Ya en 2013, la Washington State University nos solicitó colaboración y en 2016-2017 también lo hizo la Dirección de Cooperación Internacional de la cancillería argentina para la promoción de la quinoa en varias zonas desérticas de Egipto, en donde hoy es un éxito y ha generado repercusiones macro y microeconómicas”.

La quinoa: "un superalimento"

El Dr. González, en tanto, comentó que el interés de Marruecos reside en que se viene proponiendo desde hace varios años que la quinoa pueda ser una alternativa para zonas desérticas y semidesérticas en las que los cultivos clásicos no pueden prosperar. "Quinoa puede producir granos con una alta eficiencia en el uso del agua y es por eso que interesa ya que en los próximos años Marruecos se enfrentará a los efectos del cambio climático como la falta de agua y las altas temperaturas; por ello, están buscando alternativas para ese problema”, detalló el especialista de la FML.

También recordó que la Fundación Lillo realiza investigaciones de quinoa en Amaicha del Valle en colaboración con el Dr. Luis Erazzú del INTA-Famaillá. “En este caso se estudia la adaptación de variedades y poblaciones de diferentes orígenes geográficos, se evalúa el comportamiento fisiológico y productivo, se hacen demostraciones para productores y alumnos de la zona y se está involucrando a la comunidad en este nuevo cultivo en un intento de diversificar la producción clásica del lugar”, detalló.

Explicó González:

la quinoa es un alimento completo: posee todos los aminoácidos que una persona necesita, es una especie multipropósito (se pueden usar sus granos como alimento -harinas, sopas, galletas, fideos-), sus tallos y hojas jóvenes se pueden utilizar en ensaladas y es una fuente de minerales (hierro, potasio, calcio). "También puede ser utilizada para alimentación animal como forrajes; las últimas investigaciones están demostrando que puede ser considerada un alimento funcional gracias a que es una fuente importante de compuestos antioxidantes y como tal podría ayudar a prevenir enfermedades

La asistencia técnica que brindará el especialista de la FML incluye conferencias y visitas en la Universidad Hassan II en Rabat, a diversos laboratorios, reuniones con investigadores y productores, visita a campos experimentales con quinoa en diferentes lugares, entre otras actividades.