Printer Friendly, PDF & Email
Fundación Miguel Lillo y el INTA colaboran en Marruecos para el cultivo de Quinoa
imagen descripcion
Fundación Miguel Lillo y el INTA colaboran en Marruecos para el cultivo de Quinoa

Una vez más, Cancillería Argentina convocó a la institución científica para asesorar sobre el milenario cultivo. El Dr. Juan González, representante de la FML, brinda detalles. 

Una vez más, la Fundación Miguel Lillo (FML) fue convocada por la Dirección de Cooperación Internacional de la Cancillería argentina para asesorar sobre quinoa en el Reino de Marruecos dada la trayectoria en investigaciones sobre este milenario cultivo que desarrolla la institución desde la década del 80.

Esta nueva convocatoria se realiza como parte del Proyecto Sur-Sur, cuyo objetivo es llevar asesoramiento a países en temas de desarrollo y en este caso concreto de un nuevo cultivo: la quinoa. 

Los convocados fueron el Dr. Juan Antonio González, director del Instituto de Ecología de la FML y el Ing. Luis Erazzú, del INTA. “Hace un año, Naciones Unidas me convocó para realizar una visita técnica a diferentes lugares de Marruecos y evaluar una posible asistencia técnica y promoción para el cultivo de la quinoa. Si bien en Marruecos hay emprendimientos en quinoa, éstos se deben profundizar realizando otros estudios biológicos y agronómicos. Como poseemos experiencia en este tipo de actividades -ya que realizamos algo similar en diversos lugares de Egipto- nos han convocado para realizarlas este año y en 2020”, expresó González desde Rabat. 

Fundación Miguel Lillo y el INTA colaboran en Marruecos para el cultivo de Quinoa

Durante la primera jornada, el Dr. González y el Ing. Erazzú visitaron la Embajada Argentina y brindaron dos conferencias en la Facultad de Agronomía del Instituto Hassan II, que es donde se lleva a cabo el proyecto de quinoa en Marruecos. 

Cabe destacar que los profesionales visitarán emprendimientos con quinoa en las localidades de Bouchane (al sur de Marrakesh) y cuatro localidades ubicadas al sudeste del país (Errachidia), en donde donde los pequeños productores ensayarán con quinoa. 

Finalmente, González expresó: "la quinoa cada día llama más la atención en el mundo debido a que es resistente o tolerante a condiciones relacionadas con el cambio climático. Bajo esta perspectiva, muchos países de Africa que están sufriendo los efectos de la falta de agua, salinización de tierras y la necesidad de alimentos, ven en quinoa una alternativa importante".