Quinoa se consolida en Egipto tras el asesoramiento de la Fundación Miguel Lillo

En una tercera misión en Egipto, los investigadores de la Fundación Miguel Lillo -convocados por Cancillería argentina para asesorar sobre quinoa- vislumbran un futuro prometedor y exitoso: la Quinoa ya está en ese país con posibilidades de expandir su cultivo a lugares como Al Fayoum, Ismailia, Delta del Nilo y Sinai Norte. “La premisa fue instalar la quinoa en lugares en donde no existen los cultivos clásicos, de manera que no compita con los mismos y así poder extender la superficie dedicada a producción en Egipto. Allí, el 5% de su superficie es cultivable y padecen falta de agua y salinización de suelos por lo que la quinoa resultó ideal: es tolerante a condiciones de sequia y salinización”, especificó el Dr. Juan González, quien se encuentra en El Cairo junto al Dr. Mariano Ordano.

Conforme señalaron los especialistas, el gobierno de Egipto se ha interesado en este cultivo por lo que solicitó la colaboración y asistencia técnica a la embajada Argentina en El Cairo para capacitar tanto a investigadores técnicos como a agricultores. La Cancillería Argentina convocó a la Fundacion Miguel Lillo para realizar este trabajo que durará hasta el año 2017. El proyecto se enmarca dentro del denominado Fondo Argentino de Cooperación Sur Sur y Triangular (FO.AR) por medio del cual la Argentina promueve iniciativas de cooperación técnica con otros países, mediante mecanismos de colaboración y apoyo mutuo.

“En las experiencias con quinoa que estamos ensayando en Egipto se ha tomado en cuenta que esta especie es multipropósito, es decir, puede utilizarse para varios fines: como fuente de proteínas, aminoácidos y minerales presente en los granos para la alimentación humana, como una especie de nueva verdura a partir de tallos y hojas jóvenes e incluso para alimentación animal utilizando las ramas y tallos secos que quedan después de la cosecha del grano, además de que previene enfermedades y es apta para celíacos”, agregó González.

Ambos investigadores destacaron como “un punto fundamental” el hecho de que la quinoa posee un aminoácido denominado histidina que interesó a los biotecnólogos de la zona ya que se trata de un compuesto trascendente en las primeras etapas del desarrollo de los niños. “Ahora se está tratando de incorporar este aminoácido a través de la harina de quinoa para la manufactura de pan con lo que se estaría incorporando histidina en la alimentación diaria; también se está experimentando con la producción de fideos secos”, concluyeron González y Ordano.

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.